La tragedia de El Limón

El domingo 6 de septiembre de 1987 en Venezuela, se produjó la tragedia de El Limón producto del desbordamiento del río El Limón, afectando la región de El Limón y parte de Ocumare de la Costa, luego de fuertes lluvias. 

Antesala a la tragedia del limón

La zona donde se produce la tragedia de El Limón es vulnerable a los fenómenos naturales y es propensa a ser escenario de destrucción. Así lo demuestran los hechos, ya desde el siglo XVIII, como una de las referencias más antiguas que revelan como se ha visto afectada por las tormentas. Otros registros aparecen el 15 y l7 de febrero de 1951, la tormenta del frente norte luego de 7 horas de lluvia dejó pérdidas humanas y de infraestructura.

En la década de los 80 ya se venían presenciando estos eventos naturales, y el 19 de septiembre de 1980 se genera un estado de emergencia en toda la zona metropolitana por lluvias de larga duración. Maracay fue uno de los más afectados, dejando un número de 1500 damnificados. En el año 1984 se repite la situación, con desbordamientos que vuelven a afectar a Maracay.

Todos estos hechos venían haciendo la antesala a la tragedia de El Limón.

La tragedia

Temporadistas y residentes aledaños a la zona de El limón y Ocumare de la Costa se vieron sorprendidos cuando, resultado de las constantes lluvias iniciadas aproximadamente a las 15 horas del 6 de septiembre de 1987, el río se desbordó.  El río inició entrando a las casas y las casas terminaron entrando en el río. 

Hubo un proceso de inestabilidad de laderas entre Rancho Grande y El Limón, ocasionado por precipitaciones de larga duración. El terreno
cedió, y se llevó tramos de la carretera, vía de comunicación que conectaba a uno de los centros económicos más importantes con el litoral. Unos 30 kilómetros de carretera fueron afectados. 

Personas que vacacionaban o disfrutaban de la zona perecieron por la fuerza e intesidad de las aguas, ahogados o golpeados; muchos fueron los desaparecidos. Otros caminaron hacia la montaña, o bien se quedaron incomunicados entre Ocumare y Choroní. 

La emergencia fue decretada una hora después de haberse desbordado El Limón. Se realizaron rescates por medio de helicópteros o vía marítima y se proporcionó alimentación a las zonas aisladas, que se fueron quedando si suministros básicos. Hubo denuncias de saqueos por parte de policías y de la guardia, por lo que tuvo que intervenir el ejército para estabilizar la situación. 

Al rescate

En la edición especial de El Diario de Caracas del datos proporcionados  el 13 de septiembre de 1987,  se indica que:

La Universidad Central de Venezuela en Maracay ofreció sus espacios, sus áreas deportivas sirvieron de helipuerto y como centro de recepción de cadaveres. Hubo a disposición 5000 efectivos del ejército, 3 batallones de paracaidistas y dos de infantería, 200 hombres de la  DISIP, 9 expertos del ejército de USA y 3 de AID. Se usaron 8 helicóteros, 2 buques, 2 guardacostas, 8 ambulancias, aviones lanchas y seis grúas.  Hubo médicos y paramédicos, voluntarios. Hubo habilitados tres centros de atención.

Se dice que aproximadamente hubo 600 víctimas, aunque la cifra oficial habla de más de 100 y confirmó 96 muertos. Se calculó una cifra de 800 mil dólares en pérdidas aproximadas. 

Causas

Aunque se dijo que el motivo fue netamente natural, hoy en día sabemos que las razones de aquel desastre no solo fueron naturales. En Venezuela desde el conocido Plan de Obras Extraordinarias de Wolfgang Lazarrabal hasta hoy, ha habido un crecimiento ininterrumpido de viviendas en zonas de riesgos por inundación, sin respetar distancias prudenciales de los ríos y sus afluentes. Históricamente, uno de los fenómenos naturales que más afectan a Venezuela, son los desbordamientos de los ríos, desde el mundo prehispánico hasta hoy. Paradójicamente, la preparación y las medidas de prevención para estos tipos de eventos, han sido casi ausentes. A pesar de existir proyectos de ley y normas que podrían contrarrestar, la praxis no ha sido la mejor. Esperemos que esa realidad cambie en el futuro no muy lejano. 

G.J.Jiménez

Fuente

Noria, Andrea. “El tiempo todo lo olvida”. El desastre de El Limón del 6 de septiembre de 1987 en Venezuela: Apuntes para su estudio. Universidad Autónoma de Chile, Santiago, Chile.

Marcas de una tragedia en Aragua

Pin It on Pinterest