Detrás del origen de María Lionza

 


Si quieres recibir nuestros artículos más recientes suscríbete aquí


El culto a María Lionza es uno de los más extendidos en Venezuela, pero muchos desconocen su origen y  participación en la historia venezolana. Alrededor de ella hay toda una construcción mitológica y cultural que se ha mantenido en nuestra idiosincrasia. Así como Amalivaca y la historia del moriche, la de María Lionza tiene una gran importancia en nuestra realidad pasada y presente. Hablemos entonces de su origen y sus diferentes teorías.

La niña de ojos color agua |Versión de Gilberto Antolínez

El cacique Nivar, líder de los Jirajara, durante la llegada de los españoles tuvo una hija con ojos verdes, algo que llamó la atención de su tribu. Una premonición los había advertido de tal acontecimiento, indicando que si nacía tal niña y miraba su reflejo en el agua, podría evocar al espíritu de la anaconda que saldría para devorarla y luego llevar destrucción a su paso. Por ello, solicitaron que la niña fuese ofrendada al espíritu. Nivar, contrario a sacrificar a su hija, la escondió bajo la protección de 22 guerreros para que no se cumpliera la profecía. 

Un día los guardias se durmieron y la niña salió de su escondite. En su camino encontró un lago y se sentó a la orilla, donde contempló su reflejo en el agua. Al poco tiempo, sus ojos se vacían y su rostro comienza a girar hasta que se transforma en anaconda. Crece tanto que su cuerpo —con su cabeza en Acarigua y su cola en Valencia— remueve furiosamente las aguas de la laguna hasta que explota y provoca una inundación cataclísmica que termina inundando todo el valle. 


💡 Otra versión cuenta que la niña fue devorada por la anaconda y esta explotó por su magia.
💡 Nota: aunque muchos denotan la posibilidad de que la niña tuviese un origen español por el color de los ojos, no es determinante. También hubo alemanes que poblaron el territorio, aparte de otras posibilidades biológicas que pudieron generar el color de ojo


Yara, signo de buenos tiempos |Variante de la niña de ojos verdes

También hay variaciones donde se dice que los ojos verdes eran una buena señal. En estas, el cacique de Yaracuy tuvo una hija de ojos verdes a la que llamó Yara. Esto fue reconocido como una señal de prosperidad ante los tiempos duros que vivían frente a la llegada de los españoles. Con el tiempo, la niña creció y se convirtió en símbolo de la salvación de su tribu. Su madre Tupi, la llevó a la montaña donde viviría bajo la protección de un grupo de guardias. 

Las fricciones con los españoles aumentaron, por lo que Yara, se transformó en el puente para conseguir la paz. Usando el nombre de María del Prado, se reunió con Ponce de León. Lamentablemente, la reunión fracasó, y luego de ello se retiró a las montañas donde desapareció. 

Con el tiempo empezó a correr el mito de una mujer con sonrisa melancólica que atraía a los hombres y satisfacía sus deseos, para luego abandonarlos. 


💡 Yara es encontrada parecida a Uyara, deidad de los mitos Tupis de Brasil.
💡Esta versión pudo inspirar a la Yara de Herrera Luque en la novela histórica «La luna de Fausto».
💡Ida Gamko convirtió a María Lionza en una obra de teatro estrenada en 1957.


 

La diosa |Versión de Véit-Tané .

En 1963, Véit-Tanet publicó un libro llamado María Lionza donde la describe como una diosa vinculada con los caquetíos, dotada de fuerza primitiva y universal que venía de las profundidades de la naturaleza y el tiempo. En dicha obra se presenta como un avatar americano equivalente a Buda, Santa Bárbara y Changó. Esta obra es una especie de manifiesto espiritista.


💡 El nombre real de la sacerdotisa es Beatriz Correa Casanova de Rendón.
💡 Véit-Tané fue personalidad pública y fue muy famoso su affaire con José Luis Rodríguez «El Puma». Ella afirmaba que éxito del cantante se debía a un pacto con María Lionza, mediado por ella. 
💡 José Luis Rodríguez al romper con ella, acusó a los practicantes de practicar actos satánicos.


 

El encanto de Sorte |otra variante

María Lionza, hija de un poderoso cacique, huyó a  una montaña cuando su padre fue asesinado por los españoles. Ahí conectó con la naturaleza y envió poderosos hechizos a los españoles que mataron a su padre. Tanto ella como los españoles desaparecieron.

 

Criada por la danta |otra versión

Este relato toma que María Lionza fue una niña que se creó bajo la protección de una danta y de ahí se transformó en La Reina, diosa y madre de las aguas. 

Origen histórico español |Garmendia

Un documento que se dio a conocer en la década de 1960 sobre una encomienda de indios de la nación de los Jirajaras que fue asignada al pueblo de Santa María de la Victoria del Prado de Talavera, en Yaracuy. Este documento es heredado a María Alonzo, a quien se le proveyó en 1631 de la posesión en segunda vida de la Encomienda de su marido. Se dice que esta mujer fue muy rica y que antes de morir pidió que enterraran en la montaña de Sorte sus tesoros. 


💡Hay una versión similar a esta donde María Lionza se llama María Concepción de Sorte, hija de unos españoles, creció entre animales del bosque, hasta que un día le atrajo una luz extraña y desapareció. Se fue al cielo y se unió a algunos indios, que la hicieron reina y cabalga una onza.


Naufragio | Bruno Manara

María Lionza era una española, que posiblemente se llamaba María del Marqués. Nació en España y vino a Venezuela, después que su barco naufragó como resultado de un huracán, que barrió al mar caribe en 1800. Fue rescatada por un grupo de indígenas que se la llevaron a Chivacoa, donde terminó transformándose en la reina. 

Coincidencias y variantes

Muchas variantes existen de el origen María Lionza, pero varios coinciden en puntos, como el lago, sus ojos verdes y contacto con el agua o la naturaleza. Esto se repite en gran parte de las mitologías que tenían los caribes, como la de Amalivaca y la de Chanchamire. María Lionza es un encanto, espíritu guardián que atrae a aquellos que practican los vicios y los desaparece; y protege la naturaleza. Diferentes  a los tormentos, que llevan su condena a los hombres. Ambos forman parte de nuestra mitología nacional, muy poco organizada y desarrollada. 

Este mito pudo tomar fuerza en la época de Juan Vicente Gómez, por todo lo que se decía en torno a las prácticas del benemérito. También hay otros rumores que la vinculan con Marcos Pérez Jiménez en los 50, por su intención de rescatar nuestros orígenes prehispánicos. Sin embargo, esta teoría tiene cierta tendencia a buscar hacer coincidir forzosamente a los gobiernos dictatoriales y omite que desde  1960 hubo muchos dedicados a investigar y escribir sobre ella. María Lionza forma parte de un mito aborigen, no africano, y es tradición su peregrinación a Sorte. 


💡Ruben Blades le escribió una canción.


Si quieres recibir nuestros artículos más recientes suscríbete aquí


 

G.J.Jiménez
Ilustración de Jorge Sambrano

Fuente
Archivo General de la Nación
Ferrándiz Martín, Francisco. El culto de María Lionza en Venezuela:
tiempos, espacios, cuerpos.
Duffy-Gideon, Roisin. Mito y rito de María lionza: una distinción Clave.

Author Details
Sorry! The Author has not filled his profile.
¿Te gusta? ¡Apóyanos en Patreon!

Pin It on Pinterest