Nogales Méndez, el aventurero venezolano

La historia venezolana está cubierta por héroes y hombres que parecen haber salido de leyendas. Rafael Nogales Méndez, es sin duda, uno de esos personajes que logró dejar una huella en la historia universal tanto con sus acciones en múltiples guerras alrededor del mundo, como con la pluma.

De la cuna a la aventura

Rafael Ramón Intxauspe Méndez nació en San Cristobal, Táchira, en los andes venezolanos, el 14 de octubre de 1879; bautizado en la iglesia Parroquial San Sebastián, su padre fue Pedro Felipe, dueño de las minas de Cobre de Seboruco, los cultivos de café en El Abejal y uno de los grandes accionistas del Gran Ferrocarril del Táchira. Su apellido Intxauspe, de origen Vasco se castellanizó a Nogales.

Fue biznieto materno del coronel Luis de Intxauspe, prócer venezolano y descendiente del capitán español Diego de Méndez. A los 7 años, ya se educaba en el viejo mundo, entre Alemania, Bélgica y España. También creció con llaneros, donde aprendió a cabalgar y a enlazar toros. A 18 años de edad ya era subteniente en el Ejército Español, lo que lo llevó en 1898 a participar en la guerra hispano-estadounidense, donde tuvo su bautizo de fuego, bajo la escuela del General Weyler.

Cursó literatura y a su vez, logró ser oficial de Estado Mayor. Hablaba casi como nativo el inglés, y fluido el francés, turco y alemán; también el italiano.

Ingresó a su país durante el gobierno de Cipriano pero su paso fue corto, ya que una crítica y su oposición al Presidente le costó una orden de arresto. Al no tolerar al cabito, y volvió a viajar. Intentó derrocar a Cipriano sobre la Goleta Libertad, pero fue derrotado, herido y contrajo malaria, lo que lo hizo viajar a México, protegido por Porfirio Díaz.

Fue oficial de inteligencia en China y trabajó como doble agente en la guerra ruso-japonesa.

Peleó en Alaska, África, atravesó los Alpes y vivió en Afghanistan. Estuvo como cowboy en Arizona y minero en Nevada, y fue herido en Puerto Arturo.

De regreso a la patria

Recorría la frontera mexicana bajo el mando del Gral. Ricardo Flores Mogan, cuando se enteró de la salida del poder de Cipriano. Volvió a su tierra natal, pero al ver el gobierno de Gómez, rápidamente pasó a conspirar contra él. En principio, fue gobernador de Apure y se alzó contra Gómez, pero no logró sostener su levantamiento. Sin embargo, según sus propias letras, Nogales Méndez desistió de conspirar contra el benemérito:

«Haber seguido hostilizando al Gobierno del Presidente Gómez en tales circunstancias (inicio de la Gran Guerra), hubiera sido hasta antipatriótico de mi parte»

Bajo este pensamiento, partió a Bélgica para intentar participar en la primera guerra mundial.

Bajo la media luna

«En estos días tuvimos el gusto de saludar al intrépido y pundoroso General, Rafael Nogales Méndez, venezolano, quien, procede de Constatinopla, ha venido a pasar una breve temporada en la Metrópoli germánica»

Nogales Méndez ingresó a los Ejércitos centrales con el rango de comandante deEstado mayor, y mantuvo su nacionalidad venezolana.

Combatió contra los rusos en el caucaso y en el norte de Persia; sofocó la Revolución armenia como director del sitio de Van, desde marzo a abril de 1915. Bajo el mando de von der Goltz Pachá, estuvo en guerra en Mesopotamia, como miembro del Estado Mayor.

En Egipto, fue gobernador militar de parte de la costa de Palestina. Participó en la primera y segunda batalla de Gaza, como Jefe de Plana Mayor de la III División de Caballería Imperial, donde fue herido.

En mayo de 1917, condujo una expedición independiente detrás del frente enemigo, prediendo fuego a El-Hafir, e hizo volar por los aires al ferrocarril militar inglés en El-Arrish.

Fue el último oficial turco que mantuvo la autoridad del Sultán en Egipto. Redujo a cenizas las 2/3 partes de la capital de Armenia.

La pluma y la muerte

Luego de la Gran Guerra, viaja a centroamérica y conoce a Sandino. luego viaja New York y vuelve a Europa, siendo en Londrés donde dicta conferencias sobre su vida militar. Escribió varios libros, y sus memorias son reconocidas fuentes sobre el exterminio armenio.

En sus últimos tiempos, fue nombrado comisionado en Panamá, para estudiar al ejército de dicho país. Muere de parálisis Bulbar y es enviado al Puerto de La Guaira donde estuvo abandonado largo tiempo.

Sus restos reposan en el Panteón de los Suboficiales en el Cementerio General del Sur en Caracas.

El profesor Mehmet NecatiKutlu, de la Universidad de Ankara, escribió una tesis con el título Nogales Méndez, un caballero andante en Turquía.

Fuente
Cuatro años bajo la media Luna. Mendez Nogales, Rafael.
Artículo de la abc


You May Also Like

Pin It on Pinterest