El hijo desconocido de Guzmán Blanco

La promiscuidad de Guzmán Blanco fue una de sus facetas más conocidas, además de la fama de corrupción, que cierta o no, siempre le ha acompañado. Sus obras palidecen ante su reputación y personalidad poco dada a buenas palabras. Entre tantas historias que le rodean, está la de un hijo no reconocido llamado César, hijo de Tomasa Zumeta.

La protección del padre anónimo


«César es un hijo que usted tiene aquí y sus buenos sentimientos, unidos a mis constantes prédicas darán por resultado que no vivirá sino por usted y para usted». Tomasa Zumeta


La correspondencia entre Tomasa y Guzmán, dentro del Archivo de Guzmán Blanco de la Fundación Boulton, revela que el Ilustre Americano le «proporcionó atención personal», así como dinero, educación y ropa. Constantemente, Guzmán recibía las notas y avances de la educación del pequeño César Zumeta, así como estuvo presente cuando recibió el título de Bachiller, acto que pagó. Incluso la casa, donde vivió César con su madre, fue obsequiada por el propio Guzmán.

De la admiración  al adversario


«El juicio de los demás no me importan, mi conciencia no me acusa y solo me falta obtener la seguridad de que su estima por mi en nada ha disminuido». César a Guzmán.


Zumeta, sin embargo, creció y con el tiempo albergó en su corazón una batalla, en donde su deber con su protector luchaba contra su línea de pensamiento. Inició una campaña de descrédito contra Guzmán Blanco escribiendo artículos en su contra en El despertador. Luego fundó un diario que le costó la cárcel y el destierro. A pesar de aquella admiración y respeto, se transformó en enemigo de Antonio Guzmán y de Crespo. 

Un hijo desconocido

Las múltiples cartas y la actuación de ambos, parecen demostrar que posiblemente hubo un lazo sanguíneo entre ambos. César tuvo una gran educación, donde manejó el castellano, el francés, el inglés y el alemán. Escribió múltiples obras y dirigió varios periódicos venezolanos, entre ellos El Universal. También, como Guzmán Blanco, perteneció a la masonería y fue Gran Maestro de la Gran Logia de Venezuela

Se enemistó también con Cipriano Castro pero fue uno de los que levanto la bandera de «Orden y progreso» y defendió el gobierno de Juan Vicente Gómez. Falleció en París, en el año 1955,  y sus restos fueron repatriados por Marcos Pérez Jiménez.

Fuente
Alcántara, Polanco. Guzmán Blanco.
Venezuela Tuya
Venezuela e historia

 

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest