El franco como unidad monetaria de Venezuela

“Venezuela es la única nación civilizada que carece de moneda propia” Guzmán Blanco.

La historia de nuestra economía y de nuestra moneda parece estar siempre relacionada a una serie de errores interminables y de subordinación a terceros. Duros juicios se han lanzado en contra de Guzmán Blanco por su manejo de la economía, pero poco se habla de sus aciertos. Su gobierno se vio afectado por una oposición sesgada que en todo momento y en toda acción  estaba dispuesto a convertir cualquier obra en un escándalo. Lo que está claro es que ni Alcántara, ni José María Rojas, ni otro que le llegara a adversar, pudo competir con el Ilustre Americano en su influencia y obra, porque esta está en el suelo que caminamos, en las plazas, en muchos decretos, en la influencia del pensamiento de la época, la educación y en nuestra moneda.

La ley de monedas de 1848

Al separarse Colombia la grande, Venezuela quedó bajo una situación económica bastante intrincada. Fue hasta 1844 que llegaron las primeras monedas al país, siendo  centavos, medios centavos y cuartos de centavos de cobre, fabricados en Inglaterra. Para 1848 se establece la ley de monedas, promulgada el 30 de marzo, colocando como unidad monetaria de Venezuela el franco. A partir de eso se establece una tabla con las equivalencias de las monedas circundantes con relación al franco. Para el 1° abril de 1854 se promulga la creación de una Casa de acuñación en Caracas, para así dejar de depender de casas extranjeras, pero esto no llegó a ajecutarse, entonces. 

Iniciada la Guerra Larga, Páez se proclama Dictador y ordena acuñar monedas con una efigie que representara al Presidente de la República. La acuñación, por diversos motivos, se retrasó, lo que hizo que esta llegara muy tarde al país. Para finales de la Guerra de la Federación, las monedas con la efigie de Páez llegaron para ser rechazadas por el nuevo gobierno federal.  Algunas de estas no desaparecieron y quedaron en manos de coleccionistas.

Adjunto vacío o tipo de entrada no es igual a ‘adjunto’

Guzmán y la conformación de la moneda nacional

Con el establecimiento de el Gobierno Federal, los Estados Unidos de Venezuela, se tuvo que realizar una nueva constitución. Esta tarea atrasó el sistema monetario, el cual, basado en la ley del 1857, todo era un caos, donde la circulación era escasa y seguían los altos valores apegados al franco. Guzmán era el Ministro de Haciendas y se dio a la tarea de cambiar aquella situación. Afirmó que era “irregular y embarazoso” aquel desastre donde se admitía al franco como unidad y se permitía la circulación de monedas de todas las naciones cuyo valor estaban establecidos por una tabla, pero esta tampoco partía del valor real de franco, sino del centavo de cobre, donde 20 centavos eran igual a un franco; cualquier moneda extranjera poseía un valor oficial superior al que le correspondía.

La moneda de oro que había sido fijada como unidad monetaria de la República, era el fuerte de oro, que valía 5 francos, pero esta no llegó a ser acuñada. Es aquí done aparece el empréstito de Guzmán que años posteriores de la República generará tanta polémica, pero que fue aceptado por el Congreso, quien también aprobó el pago de comisiones por el mismo.

Toda la situación económica es caótica y no es hasta 1879 que se dicta una Ley de Monedas, estableciendo una nueva unidad monetaria: el venezolano, que utilizaría la efigie del Libertador, pero esta denominación duraría poco tiempo, ya para julio se establecía el Bolívar de plata como la unidad obligatoria. Désiré-Albert Barre fue el grabador acuñando en la Casa de La Moneda de París ejecutar los primeros troqueles con la efigie del Libertador basada en el modelo de Carmelo Fernández. 

Se limitó la circulación de la moneda extranjera a los países de la Convención Monetaria Latina: Suiza, Francia, Bélgica e Italia, sustituyendo el circulante extranjero por moneda nacional. En el 1885, Guzmán Blanco aconseja a Crespo la creación definitiva de la Casa de la Moneda, ya fuese en Caracas o en La Guaira, siendo Venezuela un país con la capacidad de producir los recursos para su elaboración y una forma de liberar la minería del control extranjero, consejo que termina siendo promulgado por Crespo y luego ejecutado por el mismo Guzmán. Para el año 1886, nombrado Guzmán Presidente, se crea, por fin, la Casa de la Moneda de Caracas y son acuñadas las primeras monedas de la República.

La moneda de oro fue conocida como “El Pachano”, ya que este le obsequió al Ilustre Americano el primer fuerte de oro a lo que el respondió “¡Qué bueno, Pachano!”. Esta era de 22 quilates y de 32.2580 gramos.

La obra es su firma

La complicada conformación de la República y sus grandes contratiempos, resumidos en guerras intestinas y peleas de parlamento, han representado una de las taras de nuestra historia. La economía, al no existir una estabilidad política y cultural, se ha visto afectada a lo largo del tiempo. Guzmán Blanco cometió errores, que se han establecido en la historia por sus animadversores que no midieron sus posiciones personales para agredir a la figura que representaba el liderazgo. El verdadero estadista no vive en las palabras de quienes lo juzgan en una época que no comprenden sino en sus obras, que no justifican sus fallas, sino que se vuelven la manifestación de sus acciones determinantes para su permanencia en el tiempo.

Es posible que el peso de haber tomado lo que pertenece a la nación, sea una pena que le correspondan cargar en la eternidad, si es libre de culpa, el tiempo lo resolverá.

G.J.Jiménez

Fuentes
Biografía de Guzmán Blanco (Polanco Alcántara)
Monografias.com "Evolución de la moneda venezolana"
Numismática.com.ve "Historia de la moneda de Venezuela"

You May Also Like

Pin It on Pinterest