El origen de Juan Vicente Gómez “el benemérito”

«Nací en el 1857 en La Mulera, El Salado, en una casita de papá, al pie de una montaña el 24 de julio de 1857 J.V.Gómez»

El nombre de Juan Vicente Gómez es inolvidable, su paso por la historia venezolana marcó un antes y un después, siendo el hombre odiado por la generación del 28 pero acompañado siempre por sus seguidores. Con él, empezó a tomar forma el Estado venezolano, y el proceso de neutralización del caudillo como figura regional.  Muchas son las historias alrededor de aquel hombre, que siendo tirano para unos, no dejará de ser una de las figuras más importantes de nuestra República.

Remontarnos a su origen nos lleva a viajar a los tiempos de la independencia, donde se originaron muchas de las familias que hoy habitan sobre la Hispanoamérica. Detrás del telón de la vida del «Benemérito» no hay hombre simple ni hechos de poca importancia.

En la sangre se hereda el carácter

Un grito de guerra retumbaba entre los patriotas, el general neogranadino Custodio García Rovira ante las fuerzas enemigas alzaba la voz y decía «¡Firmes

carajo!» , voz que quedará grabada en la historia independentista de Nueva Granada. Sin saberlo, aquel prócer, presidente de cundinamarca y general de neogranadino, que muere fusilado por las fuerzas de Morillo bajo condena de traición, figurará entre la ascendencia de quien sería luego el presidente de la República de Venezuela.

Su hermano, el capitán Eleuterio García Rovira, quien sobrevivió a la magna guerra independentista, por sus servicios, se le concedió una finca en territorio tachirense: «La Mulera». Aquella estaba ubicada entre San Antonio, Rubio y San Cristobal, y permitirá que el neogranadino pueda vivir del comercio entre Venezuela y Nueva Granada. Eleuterio se unirá a María de Jesús Bustamante para crear la rama familiar García Bustamante y de la cual nacerá José Rosario García Bustamante.

José Rosario, sobrino del prócer neogranadino, creará un vínculo emocional y físico con una joven de San Cristobal, Ana Dolores Gómez Nieto, sin embargo no contraerán vínculo marital. De esa relación nacerán Pedro, Fernando, Canuto y Silverio, todos con el apellido materno: Gómez.

El heredero de «La Mulera»

Antaño, los hombres acostumbraban que al hijo legítimo se le proveyera de estudios y al nacido fuera de matrimonio, trabajo.  Bajo esa formación, José Rosario, le hereda a su primer hijo, Pedro, la finca de «La Mulera». Tanto José Rosario se casa con una parienta llamada María Concepción Bustamante, y su primer hijo legítimo  fue bautizado con su nombre, José Rosario García Bustamante. El hijo del capitán le daría, entonces, la educación correspondiente.

Pedro Cornelio Gómez, hijo de María Gómez, sería el heredero de La Mulera y el hombre que daría vida al futuro presidente de la República.

Nace el «Benemérito»

El  24 de julio, día del natalicio del Libertador, de 1857 nace Juan Vicente, hijo de Pedro Cornelio Gómez y Hemergilda Chacón, en la hacienda «La Mulera».  Fue Bautizado en la Villa Heróica, San Antonio del Táchira por el prebistero y bachiller Camilo Otero. Sus padrinos fueron Florencio Chacón y María Carlota Nieto. Juan Vicente tuvo 13 hermanos de los cuales murieron cinco a temprana edad. La familia Gómez Chacón aquel 24 de julio en que nació dificilmente imaginaría en quien se convertiría aquel tachirense, para algunos un tirano, «el bagre» le apodaron; para otros el «Benemérito».